Tratamiento de Aguas

El agua no se debe considerar como un residuo a eliminar, si no como un recurso. Los tratamientos avanzados de depuración han ido en aumento en los últimos añoshoy en día existen procesos de purificación técnicamente probados capaces de suministrar agua de la calidad que se desee.

La legislación exige la adopción de medidas de protección de la salud publica ya que en todos los procesos existe riesgo de exposición humana a los agentes infecciosos. El tratamiento de aguas regeneradas tiene como fin la reducción o eliminación de los microorganismos patógenos, provenientes de cualquier origen bacteriano, protozoos o viral, además de la eliminación de olores o de otras sustancias que pudiesen tener un efecto negativo como puedan ser los sólidos en suspensión.

La tecnología del ozono es una posibilidad muy económica para la desinfección y purificación de las aguas residuales. Actualmente el uso del ozono en las plantas de tratamiento se está posicionando como la mejor opción posible. Debido a la característica de ser un gas inestable, no se puede almacenar o envasar ha de generarse in situ y usarse de inmediato. Su elevado potencial oxidante permite eliminar los compuestos orgánicos, los microorganismos patógenos y los sabores u olores desagradables del agua. El ozono destruye totalmente la proteína celular, enzimas esenciales para la vida microbiológica.

El proceso de ozonización es un proceso de oxidación avanzada, los principales componentes de este proceso son: tratamiento de gas origen, generador de ozono, inyección del ozono en el agua. Este proceso se desarrolla en dos etapas, la primera mezclar el ozono en el agua dispersado de tal manera que el área de contacto con el agua donde se inyecte sea lo máximo posible y la segunda es el contacto del ozono con los compuestos orgánicos e inorgánicos.

Abrir chat